Suscríbete a nuestro Boletín

Suscríbete aquí.

Recibirás contenido del Blog directamente en tu bandeja de entrada

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Metaverso (Un universo más allá del nuestro)

A veces, ella ve el mundo como algo ajeno y se reconoce como un espécimen que dejaron caer en este sitio llamado Tierra. Se parece mucho a los demás, eso es verdad, pero solo por fuera.
Lo que observa desde su privilegiada mirada es, que el egoísmo impera en los corazones. Existe un individualismo que llega hasta los extremos del cariño o del amor incondicional, que se supone a los padres y madres que relegan a sus hijos a una pantalla de móvil para tener un momento de silencio, sin pensar en la consecuencia de sus acciones. Solo en la satisfacción propia de ese momento. En el silencio perseguido en ese instante.

Ella ve las cosas desde fuera y aunque comete errores, los reconoce. No es vanidosa ni le supera el ego. Reflexiona mucho cuando observa, y se pregunta como es posible que solo ella pueda encontrar las siete diferencias. No. No es eso lo que ocurre. Todos lo ven, todos comenten el error a sabiendas de lo que hacen, solo que no lo reconocen porque no les interesa. Porque son individuales.

La sociedad ya no existe. Existe el selfi con más corazones, la opinión más viral, la foto con más me gusta. Nadie entiende que todo es un teatro, que ella no es la que aparece en la foto, esa imagen es un personaje. No bebe vino, aunque sujete una copa, no lleva vestidos ajustados, aunque se fotografíe de fiesta, no le gustan las multitudes, aunque vaya a discotecas. Ese es su personaje, no es ella. Nadie lo sabe, porque el resto de personas sumidas en su individualismo, observa el de los demás y no se hace preguntas, solo tiene fe y quieren ser como ella.

La realidad está fuera, pero no se comparte. El espejo mide entre seis y ocho pulgadas y nos quita los granos o las arrugas. Ella no se reconoce cuando de ve en ese espejo, el resto sí. Se mienten a si mismos y son felices creyéndose su mentira y ofreciéndosela al mundo.

Se pregunta si llegará el día en el que salgamos, de la mentira en la que nos han sumergido. Si la adicción que han causado sin que nos demos cuenta, desaparecerá algún día. La esclavitud 2.0 está vigente y nadie se ha dado cuenta. Pero todavía hay más. Quieren que compremos casas que no podemos habitar, ropa que jamás luciremos sobre los cuerpos, terrenos que nunca pisarán sus pies. Quieren que nuestras mentes habiten un lugar distinto al que pertenece la materia viva.

Ella se ha dado cuenta de todo y de que está sola. El mundo se ha convertido en una mezcla de 1984 (George Orwell) y Un Mundo Feliz (Aldous Huxley) Pues si no tenéis pensado hacer nada… Al menos procurad disfrutar de las cadenas (♾️)

Nía Estévez Portillo

Visita mi página en https://qultu.org/nia-estevez/ y escucha la letra de esta canción de Ene Ullíu.

Veneno (Ene Ullíu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cookie Consent with Real Cookie Banner