fbpx
Raíces

Desnudarse,
desprenderse de la ropa que les da calor
y adelgazar de pensamientos,
que dan dolor de espalda y de cabeza.

Quitarse los zapatos
y que permanezca el camino recorrido,
camisetas dadas de sí
por el latir de la vida o respirar a pulmones llenos.

La sangre,
que también viste,
se calienta o se enfría
según a quién se mire.

Arrugas en la frente,
en las manos y en la boca,
de historias reales de vidas y muertes
contadas en silencio y a solas.

Aire,
que las guarda y las pasea,
para que no cojan polvo
en las estanterías del olvido.

Como sacos viejos,
rebosantes de cariño y nostalgia,
presentes eternos y ausentes a ratos,
pero casi siempre solos.

Libros abiertos que se empeñan en cerrar.
Raíces de nuestro árbol,
principio de nuestra vida,
desechos de las memorias.

Nia.

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner