Suscríbete a nuestro Boletín

Suscríbete aquí.

Recibirás contenido del Blog directamente en tu bandeja de entrada

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La eterna distancia medida en palabras y en kilómetros que nos separan, antes, mucho antes de ahora, no fueron nada. Nos convertimos en marionetas movidas por incoherencias, sin mala conciencia ni remordimientos. A sabiendas de nuestras vidas, sumidas en el amor no completo, nos vimos desde el intestino sin llegar al corazón, y nos callamos con besos para evitar pensamientos.

No se…, a mí me pareció que nos quisimos. Aunque cada uno a su manera.

Nia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner