Suscríbete a nuestro Boletín

Suscríbete aquí.

Recibirás contenido del Blog directamente en tu bandeja de entrada

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Por mucho que repitas lo mala que soy,
no me creeré lo que escupe tu lengua viperina.
No me conoces, aunque presumas de que sí.
Soy fuerte y creo en mí.
Tú eres quien daña y yo la que se sobrepone.
Algún día lamentarás tus palabras,
aunque nunca pidas perdón.
La paciencia se acaba y la mía terminó.
He llegado hasta aquí sola, libre
y no pienso parar ahora.
Se acabó.

Nia Estévez Portillo

Impactos: 34

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cookie Consent with Real Cookie Banner