Suscríbete a nuestro Boletín

Suscríbete aquí.

Recibirás contenido del Blog directamente en tu bandeja de entrada

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Hacer un balance sobre un año es difícil para mí. Tiendo a poner peso en las cosas que han calado hondo y que suelen ser positivas. Eso es bueno, pensaría cualquiera. Sí, es bueno quedarse con lo positivo.

En este año he avanzado mucho en el mundo que elegí como mi preferido: la escritura. He recibido el cariño y los halagos de mucha gente desconocida que me ha empujado a seguir. He aprovechado para escribir, publicar y llegar a esa gente de la que antes me escondía. Estudié, sigo haciéndolo y he trabajado a tope. Escribir me ha concedido conocer a gente nueva, sumergirme en redes (lo justo para no ahogarme) y sobre todo, me ha ayudado a conocerme un poco más a mí misma.

Se podría resumir en que ha sido un año de avances y superación de algunas cositas que me asustaban. Por más que rebusco en la memoria, no encuentro algo que quiera borrar.
Para este 2023 voy a trabajar tanto o más, porque quiero mejorarlo (si es que se puede). Me he planteado para este año en blog y en redes hacer un diario. No uno sobre mi vida, que no creo que tenga nada de interesante, pero sí, sobre algo que me llame la atención cada día.
También me dedicaré a las presentaciones de la segunda novela, a terminar la tercera y a mostraros con orgullo el libro de poemas que espero que salga este año.

Solo espero que sigáis acompañándome como hasta ahora y poder compartir con vosotros un poquito de mí. Gracias a los que estáis ahí.

Feliz 2023

Nia Estévez Portillo

Impactos: 38

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cookie Consent with Real Cookie Banner